Centenaria planta de lixiviación Santa Laura resistiría sismo de mediana intensidad

Investigación Escuela Ingeniería en Construcción.

La centenaria planta de Lixivación Santa Laura, de la comuna de Pozo Almonte, en la región de Tarapacá, construida a fines de 1800 en pino oregón, sería capaz de resistir un sismo de mediana intensidad, según una investigación realizada por un grupo de académicos de la Escuela de Ingeniería en Construcción UV.

La conclusión forma parte del informe final del proyecto “Diagnóstico del estado de conservación y criterios de intervención de la planta de lixivación Santa Laura, de Pozo Almonte”, financiado por el Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y las Artes, en la línea de Difusión y Conservación del Patrimonio Cultural.

Análisis no destructivo

Andrés Jamet, académico de la Escuela de Ingeniería en Construcción y uno de los responsables del proyecto indica que luego de un “exhaustivo análisis no destructivo y una modelación estructural, podemos concluir que la planta se encuentra en condiciones estables desde el punto de vista estructural y no debería verse afectada por un sismo de mediana consideración”.

Jamet agrega que “desde hace unos cuatro años la Escuela en sus lineamientos estratégicos estableció como prioridad el acercamiento de sus académicos y alumnos hacia la evaluación no destructiva, técnica que es indicada para la evaluación de estructuras patrimoniales ya que no se pueden intervenir”.

Materialidad sana

Mauricio González, también académico e investigador añadió que “el objetivo principal del proyecto fue evaluar la estabilidad estructural del edificio y verificar que la materialidad del edificio estuviese sana para que no comprometiera la estabilidad estructural del monumento”.

“Una de las cosas más importantes que fuimos capaces de decir como escuela es que la planta no se cae frente a un sismo de gran intensidad debido a las cargas que está solicitada actualmente son mucho más bajas que las de la época de explotación”, añade.

Para González, “la planta es un ícono dentro de la industria salitrera que es muy importante rescatar, para mostrar a las personas y potenciar el turismo, dando cuenta de cómo vivían, cuál era el proceso de fabricación del salitre y cuál era el entorno social”.

Aporte a la región y el país

El director de la Escuela de Ingeniería en Construcción, Alberto Moya, explica que “esta iniciativa es el primer gran evento de investigación realizado por la escuela vinculado con el patrimonio, particularmente en la zona norte del país. Esto ha sido un aporte, no solo para la gente del norte, sino a nivel nacional. La escuela ha visto una oportunidad para sus propios investigadores y el desarrollo de la investigación en la universidad”.

Moya añadió que “la escuela está cumpliendo la misión que tiene la universidad de participar de las problemáticas regionales y nacionales que están relacionadas con el patrimonio”.

Investigación patrimonial

David Jamet, Decano de la Facultad de Ingeniería desatacó la iniciativa vinculada a la conservación del patrimonio del país. “Por un lado se cumple la misión de la universidad y también estamos entregando un producto que es importante para Iquique, que ha generado vínculos y más que un cierre de programa, es el inicio de una serie de proyectos que tienen que ver con evaluaciones de infraestructura, potenciar la línea nuestra de investigación en el área patrimonial”, expresó.

Jamet agregó que “para conservar el patrimonio, la ingeniería tiene algo que hacer, por tanto este proyecto que se presenta tiene que ver con una visión técnica del problema y con soluciones que permitan conservar y preservar las estructuras. No solo es un tema de interés para la facultad, sino que le permite desarrollar líneas tecnológicas que tienen que estar al servicio del país”.