Futuros industriales construyen prototipos de brazos hidráulicos con materiales reciclados

Prototipos de brazos hidráulicos, basados en conceptos de robótica y construidos con materiales reciclados presentaron estudiantes de segundo año de la Escuela de Ingeniería Civil Industrial como parte de la unidad Manufactura Limpia y Verde de la asignatura Mundo Contemporáneo y Desafíos de la Ingeniería, dirigida por los académicos Eduardo Lara y Erik Schulze.

La presentación se realizó en paralelo con el Campus Santiago, por lo que se estima que cerca de doscientos veinte alumnos, divididos en grupos de cinco personas, debieron realizar la prueba, que consistía en operar los prototipos para desplazar y apilar dos o tres latas de bebida, con un límite de tiempo y un número máximo de intentos. En función eso se calculaba su nota.

 Trabajo en equipo

Eduardo Lara, académico de Ingeniería Civil Industrial, explica que “esta actividad se enmarca en la nueva malla orientada por competencias que estamos aplicando. Con este ejercicio los alumnos pueden desarrollar el trabajo en equipo bajo presión, mejorar sus habilidades de comunicación y potenciar su tolerancia a la frustración”.

Según Lara, el desafío “busca principalmente desarrollar y conocer nuevas tendencias, sacar a los alumnos del eje antiguo de la ingeniería, de los libros y de las pruebas y empezar a hacer un poco más. Esta generación aprende mucho haciendo y tomando desafíos, porque les gusta demostrar que son capaces”.

En tanto, Erik Schulze, también académico de Civil Industrial, indicó que “la idea es integrar otras asignaturas, con conceptos de física, robótica e innovación. Buscamos potenciar competencias de aprendizaje genéricas del sello UV, como trabajo en equipo y también profundizar competencias profesionalizantes”.

Mientras que Esteban Sefair, director de la Escuela de Ingeniería Civil Industrial, aseguró que “la carrera busca complementar las tendencias de enseñanza de la ingeniería, en las que se busca que los futuros profesionales tengan, además de los conocimientos de las ciencias básicas y de la ingeniería aplicada, fuertes componentes de diseño, para proponer soluciones en ámbito de sus competencias vinculadas”.

Sefair agregó que “tenemos una escuela con sedes en Valparaíso y Santiago, por lo que esperamos generar tradición vinculada a nuestra malla innovada, con un fuerte énfasis en la innovación y el emprendimiento”.

Desarrollo de habilidades

Felipe Maulén fue uno de los estudiantes que debió operar el prototipo de su grupo. Sobre la actividad, señaló que “es una instancia interesante y atractiva para nuestro currículum porque nos hace ser mejores ingenieros y perfeccionarnos. Me parece muy bueno, porque uno debe trabajar en grupo, en equipos que designaron los profesores, y uno aprende a trabajar con personas que no conoce”.

En tanto, Nílari Verger, también estudiante, agregó que el desafío “fue entretenido, sirve para desarrollar nuestras habilidades de compañerismo, que son importantes para nuestra carrera. Trabajar de forma práctica me parece que es lo mejor, porque en la realidad laboral se requiere trabajar en equipo”.